type='text/javascript'/> Mundo Playmobxx: la mediocridad de la correción política

23.3.06

la mediocridad de la correción política


Hace unas semanas me sorprendió bastante que George Clooney se hubiera convertido en un director afamado, crítico de izquierda y con un cierto aire de prestigio artístico, con lo cual abandoné mis prejuicios acerca de E.R. y fui a ver Good night, good luck.
Ambientada en pleno auge del maccarthismo, con escenas donde el mismo McCarthy es quien acusa de comunistas a todos y principalmentea Edward Murrow, el protagonista, la historia deja bastante que desear desde un punto de vista, llamémosle, geográfico.
En Everyone says i love you, al hijo de Woody Allen le descubren que tiene una afección cerebral, por medio de la cual su cerebro no posee la ventilación necesaria para funcionar adecuadamente; una vez que lo tratan y el cerebro queda oxigenado, deja de ser un republicano fanático y adopta posturas demócratas, algo así como que se hace de izquierda.
Good night, good luck es, para el público estadounidense, una película emblema de la izquierda que toma uno de los episodios políticos más estalinistas de la derecha en el poder. Así como Johny debe su republicanismo a un cerebro en malas condiciones, Good night, good luck debe al republicanismo maccartista que su película tenga un mensaje trillado de correción política. El discurso final del protagonista está mucho más cerca de lo que podría decir Jorge Rial luego de ser atacado de producir televisión basura, que de una postura política interesante.
Parece ser mucho más sencillo, mucho más estándar y mucho menos exigente enfrentarse con la derecha americana; casi no se requiere esfuerzo para pertenecer a los liberals; al mismo tiempo, el extremo de la derecha americana parece siempre convertir al debate en algo siempre básico, siempre inicial; en el fondo, todavía siguen discutiendo si los otros son iguales a los blancos.

11 comentarios:

cutipaste dijo...

Eso le pasa por esperar algo de Jólibud. La película, como muchas otras de su calaña, es un monumento a la subestimación cuasi-insulto intelectual, incluso para el cerebro de un norteamericano promedio. Y en blanco y negro... too much.

nadie dijo...

Me pregunto si personas alejadas del espíritu crítico ((que indudablemtente nos ha dado la academia, a usted, a mí y a un puñado de personas que no ejercemos esa "obligación" de acercar la educación a todos los estratos sociales)) podrán asimilar aún ese básico mensaje vacío. Es más, me pregunto si la escuela está formando generaciones que sepan quien es Mc Carthy. Si les importa. Si logran comprender que esa disputa entre el poder de mercado y la sumisión colonial les afecta todos los días y les empuja a la pobreza cada día. Y me pregunto... usted, yo y los privilegiados, no deberíamos hacer alguna cosa? Hagamos cine. O un país nuevo.

paula dijo...

los muchachos son muy dicotomicos. los organiza esa Cosa basica. Escucharlos hablar de polit a ellos, de crit literaria o de moda, es parecido. El bien el mal, como1 hit de la publicidad, en columnas..etc (menos mal ue yo no naci alli)

Dimitri.- dijo...

Ta, yo la quería ver, ahora me dan más ganas.
Saludos.
Qué lindo que es George Clooney....

mariano dijo...

Coincido, playmobil, el speech final es el punto más bajo de la película: esa arenga a hacer una televisión que informe y eduque y no aliene a las masas es tan vieja y tan repetida que ya se ha convertido en "el cassette" obligado de todos los que participan de la TV. ¿No se dan cuenta que el problema es el medio y no el mensaje?

Matías Pailos dijo...

Permítanme ensayar una defensa. Es verdad que la línea que baja la película es más que trillada para todos nosotros. Pero no hay que evaluarla necesariamente en este nuestro contexto, sino en ese su contexto de película mainstream a ser degustada o deglutida por un norteamericano medio (entelequia constituía por un cowboy fascistoide y por un dogor devorador de comics, vaya uno a saber). Y si entendemos que ese es el contexto relevante, no puede mostrarse más perspicaz ni interesante (para nosotros) porque nadie (esto es, cuanto mucho una cifra irrisoria de individuos) verían la película.
Por otro lado... la película está bien, no es nada espectacular. Tampoco pretende serlo. El blanco y negro le suma, la negra cantando cada quince minutos le suma, la que hace de mujer de R Downey jr le suma. La suma da un seis, un seis y medio: aprobada sin sobresalir.

Playmobil Hipotético dijo...

alfred, lo de blanco y negro le dirìa que es lo que más me gustó. lo demás, de acuerdo.
nadie: mire, justito hoy fui a una reunion ""academica"" y si bien discutian de otra cosa, la estructura era la misma; "si", a veces", "yo conozco un caso", depende, y asi. Y yo prefiero cine; del pais, no se, ahora no tengo ganas, no me da.
paula: exacto, la falta de matices;
dmitri: bueno, E.R. la pasan siempre...
mariano; justo ayer me habia colgado a pensar en lo que decia del medio; el tema es que esa cosa de definiciones de las cosas en terminos de funcion (la tele sirve para...) es medio ridicula hoy en dia; nadie se pone a pensar cual es la funcion de un libro; yo que se, hay tantos.
pailos; si, es verdad eso. por eso el problema era geografico. la pelicula tiene cinco playmobiles, por el blanco y negro y por la historia paralela de la pareja que se casa en secreto.

PolluX dijo...

100% de acuerdo contigo… Hasta que me topo con un post rebosante de lucidez.

Playmobil Hipotético dijo...

playmobil: gracias, pollux, por pasar y por sus comentarios; te esperamos seguido por aca.

DrNitro dijo...

La película no me pareció una maravilla, salí con la sensación de haber estado en un discurso de una hora y media. De cualquier manera, al leer tu comentario me da la sensación de que vimos películas distintas... el tema que trata el film es la libertad de expresión, y la responsabilidad y el poder de los medios. ¿Dónde, en qué momento de la película hay alguna referencia a lo que es de izquierda o derecha? Me da la sensación de que pretendés que una película que denuncie los excesos del poder del Estado por sobre la libertad de expresión y creencias deba necesariamente gritar a viva voz un mensaje de izquierda anti el (fucking) american way. Por el contrario, creo que una de las grandes virtudes de esta película fue la sobriedad de la puesta en escena y el clima semi documental (en contraste con la primera -y brillante- película de Clooney "Confesiones de una mente peligrosa").

Bueno, llegué aquí linkeando y me dieron ganas de dar mi opinión... buen blog.

Playmobil Hipotético dijo...

Drnitro, gracias por los comentarios, espero verlo cada tanto por aca; el punto es que a mi me parece que la pelicula toma una posicion politica (precisamente por eso es un discurso) y que esa posicion es mas parecida a la izquierda norteamericana; recorda que MacCarthy es la derecha; y que ella siempre prefiere el orden y la seguridad frente a ciertos derechos consagrados. bah, digo