type='text/javascript'/> Mundo Playmobxx: ¿Qué es el amor para usted, señor Shakespeare?

9.3.06

¿Qué es el amor para usted, señor Shakespeare?



Algo que hace grosso, muy grosso, a Shakespeare es el hecho de que, a pesar de que Los Dos Caballeros de Verona (una de sus primeras obras) es bastante mala, tiene algo que la convierte en una señal de lo que vendrá después.

La historia “oficial” dice que el tema de la obra es una lucha entre los deberes de a
mistad y los deberes de amor; Proteo está enamorado de Julia, Valentín (amigo de Proteo) está enamorado de Silvia. Proteo conoce a Silvia y se enamora perdidamente de ella; el resto de la obra da vueltas sobre esta misma idea con varios errores de continuidad espacial, temporal, con reconciliaciones inverosímiles e instantáneas; a su vez, el continuo juego de palabras entre los personajes la hace, si no previsible, al menos densa.

En sus Sonetos, Shakespeare expone un problema existencial, bastante conocido: cuando estamos enamorados, ¿nos enamoramos de lo distinto que tiene el otro? O, por el contrario, ¿nos enamoramos de lo igual que hay en el otro? ¿nos enamoramos de nosotros mismos o del otro? Cada uno de los enamorados masculinos elige una opción distinta a esa pregunta: Proteo será el que se enamore de sí mismo y Valentín del otro.
En Los Dos Caballeros de Verona, esta idea tuvo que estar girando en su universo mental y genera un recurso bastante extraño pero efectivo.
Por ejemplo, Silvia le pide a Valentín que escriba una carta a un enamorado; cuando él se la entrega, ella le dice que se la quede y que la lea en lugar de ella. Valentín es un poco lento y no entiende la “trampa” de Silvia y su criado es quien tiene que venir a aclarar las cosas - al menos para el público porque Valentín sigue siendo lento:
“Vos le habéis escrito varias veces, y es tal vez por pudor,
o por falta de tiempo (…)
que ha instruido a su amor para que él a sí mismo se escribiera.”
Valentín, en definitiva, no puede entender esto porque su personaje debe representar el concepto de enamorarse de otro y nunca de sí mismo.

Por el otro lado, Proteo, ya enamorado de Silvia, e incesante a pesar de los desaires de ésta, le pide un retrato suyo.
“El retrato que está colgado en vuestro cuarto;
Podré hablarle, y ante él suspirar y llorar;
Porque si la sustancia de vuestras perfecciones
a otro está consagrada, no soy más que una sombra,
y a vuestra sombra voy a dedicar mi amor.”

Para Proteo, en el amor no importa el otro, o tiene una relevancia secundaria; lo que importa parecen ser las propias acciones y deseos, pero el otro es sólo una excusa para adorarse a uno mismo; para “suspirar ante las sombras”; de hecho, el extremo de esta idea está sobre el final de la obra, en el cual Proteo intenta violar a Silvia (lo más bizarro de todo es que diez líneas después, el desenlace es enteramente feliz).
Por eso, Shakespeare es grosso

Shakespeare presidente, Ingberg al poder
A pesar de que a Ingberg no parece haberle gustado nada Los Dos Caballeros de Verona, algo que se deja traslucir en una edición menos cuidada que las otras, como buen admirador de Shakespeare que es, en el estudio preliminar, ataca a quienes defienden la obra y defiende a la obra de quienes la atacan.
Quizás más relajado por eso, Ingberg se toma ciertas licencias poéticas en la traducción que están realmente muy bien para una comedia.
- ¿Por qué me tapas la boca?
- Por temor a que pierdas la lengua
- ¿Y cómo voy a perder la lengua?
- En tus cantos
- ¡En tus cantos! (*)
(*) Nota de Ingberg: “en tus cantos” (entiendáse con un doble sentido sexual vulgar): juego de palabras entre tale y tail (“cola”, palabra también usada vulgarmente con el sentido de falo)
Por eso Ingberg es grosso también.

7 comentarios:

julieta dijo...

Ese Shakespeare, me tiene harta, si no fuera por él.. andá a saber quien estaba comentando hoy acá.

Dimitri.- dijo...

Todos grossos menos yo, que nunca terminé de entrarle a Shakespeare.
Ya le "daré" otra oportunidad; espero que esta vez sea positiva.

Saludos, señor PH.-

paula dijo...

mirateste facuuu
http://www.fotolog.com/ketamorphosis/ ..capaz ya le conoces

Playmobil Hipotético dijo...

julieta, es lo que lo hace grosso, que ya lo hizo todo; como los simpsons
dimitri: como no va a darle otra oportunidad? merece todas y una mas
paula; gracias, le robo cada tanto imagenes; es muy grosso el ponja que las saca

Matías Pailos dijo...

Así que 'en tus cantos'... ¿mirá vos qué guacho cancherito que resultó el Willy? Tengo como amigas a una cohorte de admiradoras suyas (de WS, no de usted, PH, lo siento) y cada tanto me hinchan para que le entre (a ninguna en particular: a Shakespeare nomás).
Creo que no voy a empezar por esta obra. ¿Algún consejo?
Ingborg: genio y figura.

manzanita dijo...

Las alegres comadres de Windsor, una delicia.

La náufraga dijo...

who is Silvia?
what is she?
--------------
y no es así:
que amamos del otro, las cosas en las que nos son similares y que amamos de nosotros mismos
y amamos las diferencias del otro de lo que no somos pero que quisiéramos ser?