type='text/javascript'/> Mundo Playmobxx: Despertares

26.5.06

Despertares


Despertarme y tener una pierna de más, ahí justo en el medio. Pensar durante dos segundos qué mutación genética me ha sucedido durante la noche. Pasados los dos segundos descubrir que es la pierna de ella, que no se mueve, que se queda como si ese fuera su lugar; hacerle caricias en el pelo, obtener como respuesta una respiración más prolongada, oler la almohada y reconocerla y saber que la voy a reconocer hasta que vuelva a lavar las sábanas. Eso es despertarse con la chica con la sonrisa más amplia posible. Eso es despertarse cómo dios manda.
(*) photo fromo here

6 comentarios:

Capitán Intriga dijo...

Congratulaciones, Playmobil. Que dure mucho y se repita seguido.

Matías Pailos dijo...

Viejo y peludo nomás.

Anónimo dijo...

Literatura barata y zapatos de goma, era la canción?. Ah no, perdón...

Playmobil Hipotético dijo...

gracias, captain and pailos.
usuario anonimo: que lindo nick te pusiste. Todo eso que decís, tan pero tan tan tan Charly García - que era un grosso, no sé bien cuando pero lo era - , me hace acordar a un recital de V8 en el Barrock que se veía mal y donde los únicos cuatro heavy metals que había en el país hacían pogo. Gracias por el recuerdo, usuario anónimo; ojala pases siempre por acá.

Flavio Pedemonti dijo...

Mire el mail que recibí luego de una noche parecida a la suya.

((...................))

...y había más!!!...

Había noches de balcón, y una luna enorme, llena, brillante...había ventanitas encendidas, un cenicero lleno de puchos...

Había dos que bailaban en una cocina, los mismo dos leyendo un diario en una mañana tibia de medialunas...Hubo otras, también...

Había breves caminatas a la parada, y más abrazos y risas cuando el colectivo que venía no era...

Hubo noches de raid, y un amanecer borracho...Tohallas que se mojaban, sábanas que pedían descanso a gritos...Ramos de flores, regresos y esperas en una puerta...Malestares de "enferma", días mañosos...

Corridas al 132, 113 y una cervecita en una rotonda lejana...el final,de un domingo de partidos...

la vida en pijamas dijo...

qué afortunado es usted, playmobil. tenga a bien saber que lo envidio. pero ojo, como se dice siempre en estos casos: sanamente.