type='text/javascript'/> Mundo Playmobxx: Geografías

6.12.06

Geografías


La capital de Tuvalu es Funafuti.

A los siete años sabía todas las capitales del mundo; es verdad que el comunismo todavía existía y era bastante más fácil saber Moscú que saber Moscú y veinte ciudades capitales más.

De algo así debe venir mi obsesión con las metáforas geográficas y espaciales. Mientras una novia de una semana intentaba dejarme de maneras mínimamente humanitarias, lo único que se me ocurrió fue: en definitiva, esto es física: si dos cuerpos no tienen la misma fuerza al dirigirse uno contra otro, rebotan y se alejan.

La falta de amor, la falta de objeto de amor no es lo mismo que la falta de ganas de ir al cine o la falta de ganas de comer. Es el desierto árido, con un sol que te hace delirar o querer matar un hombre como en Killing an Arab de The Cure.

A veces, también, recibe el nombre de angustia. Pero eso no me trae ninguna idea.

9 comentarios:

Matías Pailos dijo...

Una buena forma de lidiar con esto es no lamentar la falta de, sino aprovecharla. Por ejemplo, teniendo entreveros con varias mujeres a la vez. (Se me retrucará que esto se puede aún estando de novio. Responderé: esta no es una opción a todos abierta.)

La capital de Tuvalu es Fongafale. Porque yo sí, de a ratos, me sé todas las capitales del mundo.

Zedi Cioso dijo...

Iba a decirle que no se sintiera mal al enterarse de que Matías Pailos sabe, hoy día, todas las capitales del mundo (obsesión digna de un atlas). Su definición de la falta de objeto de amor es perfecta: como un desierto, como la canción Killing an arab, como la angustia (¿Como El Extranjero, de Camus?)

Mariana AMADO dijo...

I can feel it.
El amor se muere así haya crecido grande como un seamonkey. ahí que capital ni que capital, somos todos turistas.

fideos dijo...

buenísmo.

PD: yo también me las sabía y Coleccionaba monedas.

Playmobil Hipotético dijo...

que grosso, pailos, te voy a regalar un atlas, si es que alguna vez em acuerdo el día de tu cumpleaños (no tod se puede recordar)
zedi: camus, cuantos cuantos días de 20 años me consumió.
mariana: uno de los mejores comentarios recibidos en este blog; dése a conocer. O no, pero vuelva.
fideos: yo también!! domingos a la mañana, después de saquear los pantalones de mi pádre y la cartera de mi madre, parque rivadavia y volver con monedas que no servían para viajar en colectivo. Cuando sea más viejo, y mi vida séa aún más triste, retomaré el vicio. Probablemente, no le pueda seguir robando plata a mis padres - ya estará muerta la que queda - pero bueno, tendré la herencia que es como lo mismo. Saludos, fideos

nadie dijo...

Mas grosso es Funes el memorioso, que se sabe las capitales de ahora, las de antes, las ciudades menores, la cantidad de habitantes, los recursos hídricos por metro cúbico de cada departamento ... pero no tiene gracia.

La gracia es que cueste un esfuerzo.

Matías Pailos dijo...

esfuerzo no. A mí me cuesta sangre, sudor y lágrimas. (Y ya me olvidé de un par.)

s. dijo...

Siempre me resultó un gesto muy simpático por parte de Camus que haya escrito una novelita inspirado en la canción de The Cure.

Playmobil Hipotético dijo...

nadie: bueno, un poco, aunque sea un poco. es vedad
mp: yo ya me acuerod solo de un par
s.; sí, era un viejito piola pero ladron