type='text/javascript'/> Mundo Playmobxx: Actas de reunión Afiebrados

6.1.07

Actas de reunión Afiebrados


La pelea”. Fue verdad, pero en el fondo fue tan verdad como las peleas de El Bar entre Eduardo y Daniel. Así empezó la Reunión Afiebrados. DDM, L y PH elogiaban y ZC y MP asentían como si fueran Pauls y Bolaño peleándose en el cielo.

La noche terminó en el operativo comando donde MP dejó una nota a la ya famosa vecina del segundo piso de la casa de DDM. “Te necesito”, decía la nota. El novio de la chica, o el perro o ella misma tocó el timbre de lo de DDM una vez que ya nos habíamos retirado todos y una vez que DDM ya no se podía levantar del lecho.

Si PH fuera quien estuviera escribiendo esta crónica tendría que contar como MP le robó la chica del segundo. Dado que lo es, digamos que sí, que hubo un afano importante, motivado principalmente por una verborragia pocas veces vistas, verborragia que no fue solo el escudo anti PH sino que también fue un escudo antichica del segundo, queriendo meter un bocadillo y MP vomitando más problemas del ascensor, más razas de perro, más coincidencias del destino.

El libro Afiebrados de cuentos ya está en marcha desde hace varios meses y las pizzas de roquefort y cebolla, de jamón y morrones se mezclaron con editoriales a las cuales podíamos aspirar, a las que no podemos aspirar, y a las cuales nos importaba un carajo aspirar.

El desembarco en la tele de Afiebrados parece más trabajoso, producto de que aún no definimos cuál de nuestras estrellas literarias va a ejercer más influencia, si Lynch, si Bolaño, si Dick, si Barón Biza.

No todo es el lejano y futuro marzo en el mundo Afiebrados; la nueva jornada teórica realmente es la esperada por nuestro público - que venimos siendo nosotros mismos; la temática exnovia parece casi adecuada: a PH le viene bárbaro porque es de lo único que habla, a DDM lo vuelve teórico, a MP lo pone cachondo, a ZC lo hace inventar historias que en realidad pasaron pero que dirá que no pasaron y que a L la hace recordar noviecitos de la infancia y a amigos que se pasaron de bando

El ambiente fue por momentos violento y en cualquier momento teníamos que empezar a exigirle a L que desfile con los carteles de los rounds. "¿Quién quiere más al Chino Garcés?" fue el título del capítulo en donde MP y PH defendian versiones contrapuestas que sin embargo terminaban siendo coincidentes para leer El Futuro. Como si hubieran suspendido el partido antes de empezar, MP confesaba que “a veces nos perdía, los estoy perdiendo”.

Ese sería un buen capítulo de nuestra miniserie si no lo tuviéramos que hacer para la televisión argentina; es decir, sería un buen capítulo si pudiéramos mostrar como un tipo que se droga entra en una realidad B y pierde contacto con la realidad A. Sería la salvación del proyecto, casi como que nos manden un video donde nosotros somos otra cosa, pero para eso habrá que esperar.


¡¡¡¡Larga vida al Gobierno Provisorio!!!!

2 comentarios:

Capitán Intriga dijo...

¡Qué verano emocionante!

Me pregunto si en los noviecitos de L. que cambian de bando hay alguno que conozca... porque hay una secreto terrible detrás de algunas persianas.

MP dijo...

Doy fe de todo, en la medida de mi recuerdo (bastante magro, por cierto).
¿De qué hay que escribir ahora? ¿De ex novias? Uuuyyy...