type='text/javascript'/> Mundo Playmobxx: Las Teorías salvajes: La filosofía política de la paja

30.11.09

Las Teorías salvajes: La filosofía política de la paja


En Las Teorías Salvajes, los personajes se masturban más que otra cosa; se masturban cuando cogen, se masturban cuando miran coger, se masturban cuando conocen a alguien y cuando se describen cogiendo, lo hacen drogados como si no pudieran conectar con el sexo directo. El sexo es, en Las Teorías Salvajes, lo que nuestra imaginación o el porno nos quiere devolver.

No es casual que LTS se haya originado y haya explotado comercialmente en Filosofía y Letras de la UBA. ¿Qué se hace en Puán sino la contemplación infinita del vidrio que la separa de la realidad? Olalairax explota muchas veces una comparación interesante entre los teóricos académicos y los nerds en las películas clásicas. Éstos son rechazados por todo el mundo y lo que más les importa a los nerds es fornicar. Entonces, después de utilizar múltiples recursos tecnológicos para defenderse o vencer a los exitosos deportistas, finalmente los vencen y se quedan con la porrista. ¿Pasa lo mismo con el mundillo académico que describe LTS?

La respuesta es no. Y la respuesta completa es que la comparación está mal. Si uno ve, por ejemplo, la clásica Venganza de los Nerds I, el tema de la película es el de las minorías (en el grupo de los Nerds están: el gay, el negro gay, el asiático, el judío, el pandillero, etc.; quienes los salvan al final, son los miembros de una fraternidad negra) maltratadas sistemáticamente por una mayoría poderosa, blanca, adinerada y sajona. Si hay algo que quieren los Nerds es encajar, es no ser tratados como mierdas, es ser iguales. En LTS, las minorías academicistas (los amigos de la protagonista) lo que quieren es demostrarse como superiores al otro bando academicista, al populista, al setentista, al romántico y, por supuesto, al resto del mundo. Lo que quieren las minorías de LTS es convertirse en élites. Por eso, todo hecho es interpretado a la luz de una teoría, todo hecho es teorizado y no por la importancia de la teoría, sino por el status de quien la enuncia.

En La conjura de los necios, Ignatius es un bicho académico pero que tiene un comportamiento ridículo, exagerado y llevado al absurdo por Toole. LTS se toma realmente en serio a Ignatius Reilly (quizás en la forma de Pabst) y cree lo que dice. El efecto de esto no es cómico sino teórico. Y es teórico porque lo que supuestamente muestran las teorías salvajes es la lucha eterna del ser tímido por luchar contra una sociedad vocinglera y populista. Si hay algo que Oloixarac se toma en serio es el Estado de Naturaleza hobbesiana pero ya no como experimento mental sino como realidad explicativa del mundo actual.

Esa concesión que toma la autora tiene que ver con el exceso masturbatorio de Púan, el creer que lo que nos muestra el vidrio es la realidad, en creer que el estado de naturaleza sigue existiendo y cumpliendo una función casi descriptiva. Los motivos de esa concesión se encuentran en cómo se entiende la Filosofía Política en Puán y que parece otorgar algún material para la configuración de uno de los personajes del libro, García Roxler. Cuando la Filosofía Política se detuvo en 1831, cuando se murió Hegel y cuando hace 178 años que lo único que se puede hacer en filosofía política es diseñar nuevas formas de dar clases sobre el contractualismo moderno, el contacto con la realidad queda necesariamente trunco.

Y lo trunco es no entender que el mundo real y, en especial, el mundo político no se ha detenido con la muerte de Hegel y que tomar “en serio” a los contractualistas modernos y diseñar teorías a partir del Estado de Naturaleza se parece cada vez más a hacer metafísica, en el sentido de buscar las causas primeras o distinguir las cualidades de las cualidades. Una vez que uno defiende su posición metafísica, lo que uno debe hacer es decir quienes son los individuos que tienen mayores probabilidades de acceso a esa metafísica, vale decir, quienes son los illuminati. Dado que los Illuminati son, por definición, los personajes de LTS, el círculo queda cerrado, o más bien, pegado como las hojas de la Playboy.

(*) pic from here

3 comentarios:

julieta dijo...

mmm... no te gustó, no?

vivaracha dijo...

Nacho dijo...

Una de los comentarios más interesantes al libro de Pola que pude leer. Mucho más inteligible e interesante que los comentarios de Link y Sarlo. Espero que vaya a la compilación crítica.