type='text/javascript'/> Mundo Playmobxx: Dog Day Afternoon: respuestas fáciles e inesperadas

23.2.06

Dog Day Afternoon: respuestas fáciles e inesperadas


Andrea, así dice el cartelito de la chica que me gusta del Blockbuster de mi barrio, me repitió las películas que me alquilé hoy: "Carne de perros". Bueno, no; era "Tarde de Perros" o Dog Day Afternoon, de Sidney Lummet, con Al Pacino y Sidney Lummet, basada en un hecho real.

Al principio, la película parece no trascender nunca de una fórmula bastante conocida: ladrones no demasiado profesionales pero carismáticos que se ven en el medio de un tremendo operativo policial y del cual parecen no poder escapar.¿Cómo no estar del lado de los ladrones de un banco, si los ladrones sólo se pueden llevar solo 213,000 U$S?¿Cómo no estar de su lado si son dos ex-combatientes de Vietnam que no consiguen trabajo en 1975?¿Cómo no estar de su lado si uno de los que roba el banco tiene como principal motivo pagarle la operación de cambio de sexo a su novio?¿Cómo no estar del lado de quienes ponen en rídiculo a la policía y convierten un robo bastante mal diseñado en un show mediático?¿Cómo no estar del lado de Al Pacino?¿Cómo no estar del lado de John Cazale, si él también tiene miedo a los aviones?.
Al final, la película también recurre a fórmulas conocidas pero de otro orden:¿Cómo no haber anticipado la respuesta a esta simple pregunta ética: ¿quién la pasa mejor: un egoísta enamorado o un kantiano estricto?

7 comentarios:

Dimitri.- dijo...

Bueno, a verla.-

Matías Pailos dijo...

No me hagas esa pregunta, que si de la película depende, me voy a ver forzado a contestar que el kantiano estricto.
¿Cómo era el diálogo ese? ¿Se llamaba 'Sonny' el personaje de Al Pacino? Bueno, supongamos. Y Cazale le dice: 'Sonny, están diciendo que los ladrones son homosexuales. Sonny, yo no soy homosexual'. Grande Lumet, siempre contigo, en todo tono menor que frecuentes.

PD: Bienvenido de vuelta PH al mundo blogero.

Capitán Intriga dijo...

Felicitaciones por la mudanza... blogspot puede ser un dolor de huevos a veces, pero es estable.
Voy a corregir los links

paula dijo...

un hegeliano enamorado

Playmobil Hipotético dijo...

dimitri: altamente recomendable
pailos: cazale era un grosso; en esa película, es fantástico. Los kantianos, de algún modo extraño, siempre la pasamos mejor
capitán: gracias por la bienvenida
paula: dudo que un hegeliano enamorado la pase mejor; siempre tendría que encontrar una nueva figura dialectica; aparte esa obsesión de Hegel por el 3 siempre lleva al menage a trois. ahora que lo pienso, por ahí hasta tiene razón.

Matías Pailos dijo...

Es verdad, los hegelianos somos más infelices, pero nuestra vida es más variada -o movida, no estoy seguro.

Criminel dijo...

La pasan mejor Chizito Winograd y Guido Suller.